COVID 19: Cerrada tienda de Santiago Chile - Solo despachos web
>> Plástico reflectante

Plástico reflectante

  • Papel reflectante Mylar Diamante
    5 Review(s) 
    ¡Precio rebajado!
    $ 2.520 Antes:$ 2800 -10%
    Rebajas GrowBarato
    Añadir al carrito Ver
  • Papel reflectante blanco/negro
    5 Review(s) 
    ¡Precio rebajado!
    $ 1.440 Antes:$ 1600 -10%
    Rebajas GrowBarato
    Añadir al carrito Ver
  • Plástico Brillo Metal
    5 Review(s) 
    ¡Precio rebajado!
    $ 2.000 Antes:$ 2220 -10%
    Rebajas GrowBarato
    Añadir al carrito Ver
  • Papel reflectante Diamond Eco
    5 Review(s) 
    ¡Precio rebajado!
    $ 2.000 Antes:$ 2220 -10%
    Rebajas GrowBarato
    Ver
Plástico reflectante

Los plásticos reflectantes se encargarán de aumentar tus resultados en habitaciones de cultivo, ya que devolverán la luz de la pared hacia tus cepas, por lo que recibirán un número mayor de lúmenes.

Los plásticos reflectantes más clásicos son los blancos y negros, ya que son los primeros que existen, y siguen dando muy buenos resultados. Son los más económicos y podemos adaptarlo muy bien a cualquier superficie, ya que son lo suficientemente gordos como para permitirnos graparlo en la pared.

Los reflectantes espejo realizan mucho mejor su función, ya que son capaces de reflectar la luz de la ampolleta hasta un 30% más. Son más finos y cuesta más estirarlos, por lo que nos veremos obligados a colocarlo con tira adhesiva, ya que con grapas corremos el riesgo de que se rompa.

También existen plásticos reflectantes con la capacidad de aislar la temperatura, por lo que las autoridades no podrán detectar tu indoor, mediante sensores térmicos. Esto funciona perfectamente en zonas rurales, donde cada día es más habitual que los helicópteros vayan con este tipo de sensores.

Si queremos el plástico más reflectante que podemos encontrar, tendremos que irnos a por el diamante. Este plástico es capaz de reflejar hasta un 97% de la luz total del foco, por lo que nuestras cepas recibirán muchísima más luz, lo que se traduce en cultivos más pesados. Al no absorber la luz, apenas se calienta, por lo que es más difícil de detectar que los cultivos con otros reflectores, aunque los térmicos cumplen mucho mejor esa función.