La mejor selección de Filtros de Carbon

Filtro Carbón Antiolor Can Filter Plástico

Filtro Antiolor Can-Lite (plástico)

Precio $ 42.660
Precio base
$ 47.400
-10%
  • Precio rebajado
Cantidad

Filtro Carbón Pro Active

Filtro Antiolor Pro Active

Precio $ 32.400
Precio base
$ 36.000
-10%
  • Precio rebajado
Cantidad

Filtro Antiolor Prima-Klima

Filtro Antiolor Prima-Klima

Precio $ 54.360
Precio base
$ 60.400
-10%
  • Precio rebajado
Cantidad

Filtro antiolor Odor-Sok

Filtro antiolor Odor-Sok

producto agotado
Precio $ 34.640
Precio base
$ 38.480
-10%
  • Precio rebajado
Cantidad
No hay suficientes productos en stock

Filtro Antiolor Filtrokoa -...

Filtro Antiolor Filtrokoa - Koalair

producto agotado
Precio $ 37.890
Precio base
$ 42.100
-10%
  • Precio rebajado
Cantidad
No hay suficientes productos en stock

Filtros de Carbon

Filtros de Carbon

Los filtros de carbón son obligatorios si vas a comenzar con tu cultivo en interior, ya que será la manera más efectiva de combatir contra el olor. En la fase de crecimiento es necesario, mientras que en floración no podremos cultivar sin uno, ya que el aroma invadirá toda nuestra casa y las de los alrededores.

Tenemos diferentes tipos de filtros en el mercado, por lo que dependerá de nuestras necesidades, ya que podemos encontrar desde pequeños filtros de tela hasta los más grandes para auténticas salas de cultivo.

Tenemos marcas fiables y económicas como Can Filters, entre los cuales podemos encontrar algunos modelos muy económicos, pero que ofrecen los mejores resultados. Están fabricados en plástico de la mejor calidad, por lo que no mostrará el peso de uno de metal, pero ofrecerá unos resultados muy similares. Cuenta con diferentes medidas, con las que acoplarse a cultivadores de todos los niveles. Además también podemos encontrar las camisas a la venta, las cuales podremos cambiar y dejaremos nuestro filtro como nuevo.

Deberás conectar un filtro a tu extractor, de manera que forme parte del mismo sistema de extracción de aire, lo que hará que todas las partículas queden atrapadas en su interior, eliminando en gran medida el olor que sale el exterior.