Quemaduras en las hojas de marihuana

Quemaduras en las hojas de marihuana
5 (100%) 1 voto

Cuando la planta de cannabis sufre algún tipo de estrés, por carácter general lo suele mostrar con quemaduras en las hojas de marihuana. Por lo tanto es necesario tener un control sobre la evolución y desarrollo de nuestro cultivo, con la intención de poder identificar el problema y poner solución lo antes posible. De modo que si no lo hacemos y dependiendo de la causa de la quemadura, podremos llegar a perder el cultivo entero o una parte de él. En este artículo vamos a poder reconocer la causa cómo evitar que vuelva a suceder.

 

Quemaduras en las hojas de marihuana provocadas por la luz

Esta es una de las quemaduras más comunes en el cultivo de cannabis indoor, viene provocada por la corta distancia que hay entre los focos y la punta de las plantas. Esto suele suceder cuando no conocemos la distancia a la que debemos trabajar según el tipo y la potencia del sistema de iluminación con el que estamos trabajando. Para evitar que suceda esto, debemos informarnos bien sobre el equipo y seguir las recomendaciones del fabricante. Ya que dependiendo del equipo, tendremos que colocarlo a una distancia u otra y en el caso de que el fabricante no especifique bien estas medidas, recurriremos a la ayuda de un profesional, que seguramente conozca el material y nos pueda orientar mejor.

Síntomas:

quemaduras en las hojas de marihuana

El principal síntoma de quemadura por exceso de luz, suele ser la aparición de decoloraciones de color amarillo en el ojo central y en las hojas más próximas a él, ya que es la parte más cercana a la luz. Notarás claramente como la planta está sin energía, el ápice tiene las hojas caídas y conforme pasa el tiempo va amarilleando más la parte superior, sin embargo las partes más alejadas seguirán manteniendo su color verde natural.

Por otro lado si están en floración, el cogollo también irá adquiriendo una coloración amarillenta, aparecerán pelos de color marrón claramente tostados y percibiremos un olor muy intenso en el ambiente, fruto de la pérdida de los terpenos provocado por las altas temperaturas.

También nos podemos encontrar casos en los que la temperatura debajo del foco no es demasiado alta para que queme las plantas. En cuyo caso lo está provocando la potencia lumínica del sistema de iluminación, la cual es demasiado alta para que la planta pueda absorber con naturalidad y sin que aparezcan quemaduras. Si esto sucede, sube el foco como mínimo al doble de la distancia a la que lo tenías y observa la evolución de la planta.

En los cultivos de outdoor no suelen aparecer quemaduras provocadas por el sol, si la planta está bien hidratada. En condiciones de salud óptimas, no tendremos que preocuparnos por esto.

Quemaduras en las hojas de marihuana provocadas por el viento

En este caso tenemos varios factores, pero antes hay que tener en cuenta un detalle. Sea el tipo de viento que sea, frío o cálido, siempre que sea de alta intensidad, puede crear problemas en nuestras plantas.

Síntomas:

Una vez tenemos esto en cuenta, el síntoma más característico en este tipo de quemaduras provocadas por el viento, es la curvatura de la punta de las hojas hacia abajo. Las hojas adquieren forma de garra, igual a la que muestran con el exceso de nitrógeno y sus bordes se queman, volviéndose marrones y quebradizos. En el peor de los casos y si la planta está débil o a sufrido unos días con el sustrato seco, puede provocar la muerte. Este síntoma una vez ha afectado a la planta, no tiene arreglo y solo podemos solucionarlo colocando algún tipo de pantalla o tela que frene y/o desvié el viento.

quemadura en las hojas de marihuana

Los vientos fríos y los vientos calientes estresan rápidamente a las plantas y aun estando bien cultivadas y saludables, causan grandes cantidades de quemaduras por todo el follaje. El único modo de prevenir este efecto, es cambiar la planta de sitio en el caso de estar cultivada en maceta, de lo contrario seguiremos la recomendación anterior.

Otro de los problemas que suele causar el viento, es el roce con los objetos que tengamos alrededor. En muchas ocasiones cultivamos muy cerca de paredes o muros, los cuales al rozar la planta repetidas veces terminan por crear roturas y heridas en diferentes partes de la planta. De esta forma se deja la puerta abierta para la entrada de enfermedades o incluso rompiendo partes importantes que afecten a la producción final.

Quemaduras en las hojas de marihuana provocadas por exceso de nutrientes

Esta es otra de las causas más comunes en la aparición de quemaduras en plantas de cannabis. Las plantas de marihuana siempre que sufren algún tipo de estrés nos lo muestran a través de las hojas, en forma de quemaduras o manchas de diferentes tipos.

Síntomas:

El síntoma más común es la aparición de quemaduras o decoloraciones justo en la punta de las hojas, las cuales adquieren un color amarillo indicativo de que ya ha habido un exceso de alimento. Esto puede suceder con varios tipos de excesos de nutrientes que provocan quemaduras o decoloraciones parecidas, lo importante es que una vez veamos esa clara señal, sabemos que tenemos que poner solución.

Quemaduras en las hojas de marihuana

Para prevenir estos problemas, es necesario tener un control sobre el alimento que estamos aplicando con medidores de PH y EC. También necesitamos trabajar con agua de calidad, ya que es uno de los factores más importantes a la hora de tener éxito en el cultivo de marihuana. El agua de calidad se caracteriza por tener un PH equilibrado de entre 5,5 y 6,5 y una EC que no sobrepase el 0,6 y además tiene que estar libre de contaminantes.

Para combatir el exceso de nutrientes debemos realizar varios riegos solo con agua de calidad y añadir a ese agua, algún complejo enzimático que ayude a eliminar las raíces muertas del medio de cultivo y facilite la absorción de los nutrientes acumulados en el sustrato. Además, en cada uno de estos riegos nos aseguraremos de que un pequeño porcentaje del agua con la que hemos regado lixivie por la parte inferior. De este modo arrastraremos parte de esos nutrientes acumulados en el sustrato.

Después de esto, solo queda ir viendo cómo reacciona la planta y recupera su color original vivo e intenso y sin quemaduras. Una vez esté recuperada seguiremos aplicando alimento, pero esta vez con más control.

Quemaduras en las hojas de marihuana provocadas por exceso de riego

Este tipo de quemaduras no es tan fácil de identificar, aunque hay varios factores clave para ello. Si la planta muestra síntomas de quemazón en las hojas y el régimen de abonado está siendo suave, pero la maceta lleva varios días sin perder humedad, puede ser que esa sea la causa.

Síntomas:

La planta suele tener un aspecto caído y las hojas están amarilleando de abajo hacia arriba. A nivel radicular no lo estamos apreciando, pero el exceso de agua está provocando que gran cantidad de esas raíces se pudran y mueran, con el peligro de que en ese sustrato empiecen a proliferar hongos perjudiciales para la salud general de la planta. Los cuales pueden provocar la muerte en cuestión de horas.

quemadura en las hojas de marihuana

Para evitar este problema debemos tener un control del agua que estamos aplicando en cada etapa de desarrollo de la planta, ya que según el tamaño y la edad necesita más o menos cantidad. Para que nos podamos hacer una idea, el sustrato debe permanecer humedecido entre 1-3 días como máximo, volveremos a regar cuando veamos que la maceta ha perdido la mitad del peso que adquiere cuando está recién regada.

También disponemos de controladores para el sustrato, los cuales nos indican la humedad que tiene el medio de cultivo y cuando podemos volver a regar. Estos aparatos son muy útiles cuando no sabemos todavía con qué frecuencia regar y la cantidad.

Quemaduras en las hojas de marihuana provocadas por la pulverización.

Este tipo de quemadura también es bastante común, ya que normalmente tenemos que pulverizar un par de veces nuestras plantas para prevenir el ataque de insectos y hongos.

Síntomas:

Este tipo de quemadura se caracteriza por ser de forma redondeada y tener un color amarillento, la puedes encontrar en cualquier parte de la planta que esté expuesta a la luz directa. Esta quemadura aparece al quedar gotas de agua en la superficie de la hoja, al darle la luz directa en ese punto se crea un efecto lupa que termina por quemar esa parte.

Quemadura en las hojas de marihuana

Para evitar que suceda, lo único que debemos hacer es pulverizar cuando va a anochecer o una hora antes de que amanezca completamente, en el caso de los cultivos outdoor. En el caso de cultivos indoor, debemos pulverizar justo antes de que se apaguen los focos, ya que si la realizamos nada más encenderse, no daremos tiempo a que las partes pulverizadas se sequen y no queden gotas en la superficie.

Este problema también puede aparecer cuando nuestro cultivo es demasiado frondoso y hay hojas que se cubren unas a otras, en este caso se crean gotas de agua por la condensación de la humedad. Para evitar que suceda, debemos replantear mejor la cantidad de plantas en el área de cultivo y homogeneizar la ventilación. Esto no solo evitará más quemaduras por condensación entre las hojas, si no que mejorará las condiciones ambientales, la penetración de la luz a las partes bajas y optimiza la producción.

 

Resumen:

Recordar que el cannabis siempre que sufra algún tipo de estrés nos va a dar señales de ello, nosotros como cultivadores solo tendremos que observar y cuando veamos el más mínimo cambio, ya sabemos que algo está sucediendo. En ese preciso momento nos tendremos que poner a estudiar cuáles han sido las posibles causas, para poder solucionarlo lo antes posible.