La Poda Apical

La Poda Apical
Puntuación del post

La poda apical es un método muy utilizado en la jardinería y en el campo para controlar y domar el desarrollo de la planta o árbol en el que se aplica. Básicamente consiste en cortar el ojo central para desviar el flujo de savia hacia las ramas laterales, de este modo frenamos el crecimiento vertical pero sin detenerlo completamente, y aumentamos el tamaño y el grosor de las ramas laterales y del tronco.

la poda apical

En que momento puedo hacer la poda:

Al realizar este tipo de poda tan directa la planta frena en un 70-90% el crecimiento vertical durante unos días, este porcentaje va a depender de la genética cultivada y de su satividad. Después de trascurrir unos 7-10 días la planta empieza a desarrollarse verticalmente de nuevo, pero en esta ocasión en vez de hacerlo con un solo ojo central, dispondrá de 2 ojos centrales los cuales recuerdan a una Y.

Si queremos realizar esta poda cuando la planta es joven, debemos como mínimo, esperar a que tenga 3 nudos claramente desarrollados, esta recomendación es la más utilizada, aunque también la podemos realizar cuando el segundo nudo está formado, prueben ustedes mismos. La poda apical la podemos realizar las veces que creamos convenientes, aunque debemos esperar que la zona donde hemos realizado el corte, crezca de nuevo y forme otro juego de nudos.

Al aplicar esta técnica repetidas veces iremos aumentando la cantidad de ojos por dos, esto quiere decir que de 2 ojos, pasaremos a 4, de 4 ojos pasaremos a tener 8 y así sucesivamente. Es muy importante saber cuándo parar de realizar cortes y dejar que se desarrolle sin estrés, para que pueda ofrecer una floración exuberante.

la poda apical la poda apical

Estrés, enfermedades e incompatibilidades:

Cuando realizamos cualquier tipo de corte en una planta de marihuana, esta sufre estrés y además dejamos una herida abierta para la entrada de virus, hongos o bacterias que pueden causar la muerte. Por estos motivos hay que tener bien claro cuantas veces queremos efectuarlo y tener a mano un cicatrizante para tapar inmediatamente la zona donde hemos realizado el corte.

Es inevitable provocar estrés en la planta en la cual hemos realizado el corte, por este motivo es importante seleccionar los ejemplares más sanos, fuertes y vigorosos. Estos conseguirán recuperarse más rápidamente y volver a su velocidad de desarrollo normal.

Para evitar la infección también es necesaria la desinfección con alcohol del material que se va a utilizar para realizar el corte. Recuerda, alcohol y pasta cicatrizante, en el caso de no disponer de pasta, podemos utilizar cera de vela natural para sellar la herida.

la poda apical la poda apical

Autoflorecientes y Feminizadas:

Puede darse el caso de que hagamos la poda apical en una genética en la que no funcione como esperamos y en vez de aumentar la producción desarrollando varios cogollos de buena densidad y tamaño, puede terminar produciendo cogollos de muchísimo menor tamaño y consistencia. En muchos casos pocos días después de realizar la poda, podemos observar como en vez de crecer los nuevos brotes verticalmente, crecen de forma horizontal y muy débiles, este es uno de los indicativos más claros de que esta técnica no funciona en ese tipo de genética.

En variedades autoflorecientes por norma general no suele funcionar muy bien, ya que frena más de lo debido el desarrollo vertical, aunque hay ciertas genéticas auto que no presentan incompatibilidades y pueden obtener los beneficios de este tipo de poda, por este motivo no se suele recomendar esta técnica para esta tipo de cepas.

Otro de los inconvenientes de esta técnica es el aumento de follaje y la frondosidad, en este caso depende de la situación, ya que si dispones de un buen sistema de ventilación y renovación del aire, no debe de haber ningún problema. Pero en el caso de ser todo lo contrario, estaríamos preparando la zona para que puedan asentarse plagas y hongos.

Beneficios:

  • Si realizamos bien esta técnica podemos aumentar la cantidad de inflorescencias que forma la planta, lo que aumenta significativamente la producción y además mejora la conservación de los cogollos al no tener un tamaño excesivo en el que se pueda formar moho.
  • Las plantas se desarrollan de forma más homogénea, las ramas laterales quedan más cerca de los ojos centrales y reciben prácticamente la misma intensidad lumínica. De esta forma se obtiene un mayor porcentaje de cogollos de buen calibre.
  • Podemos conseguir plantas más discretas y manejables para poder moverlas en el momento que sea necesario, y/o tratarlas perfectamente en el caso de estar siendo atacada por cualquier tipo de plaga.
  • Podemos cultivar menos plantas por m2 y obtener producciones muy altas, por lo que obtenemos un pequeño ahorro económico.
  • También nos permite poder realizar clones y hacer una buena selección de los mejores ejemplares.
  • En outdoor las plantas pueden soportar mejor los fuertes vientos y las lluvias, al ser más frondosas y disponer de un tronco grueso y firme.

la poda apical

Muy importante:

Para obtener los mejores resultados lo más recomendable es realizar esta técnica en plantas sanas, utilizar material limpio y desinfectado, y hacerlo siempre en etapa de crecimiento.